sábado, 30 de diciembre de 2006

Relato

A continuación transcribo un texto que escribí cuando comenzó la primavera como guión para una historieta de Jedog y sus amigos, que quedó inconcluso:


Es 21 de septiembre, el dia de la primavera, es un lindo día de sol.
Jedog y sus amigos van a la plaza central del pueblo a pasar el día.
Comen sanguchitos, juegan al truco, juegan a la pelota. El día es tan maravilloso que nadie se lo quiere perder, hasta un pinguino de Liniers hay.
Pero de pronto... Jedog parece nervioso, como si Boca hubiera perdido el clásico. No es eso. Pasa algo raro.
El cielo se pone negro, hay truenos y relámpagos, Jedog lo preveia. Empieza a caer mucha agua. Todos levantan cosas del cesped y empiezan a correr, algunos se cubren la cabeza con la canastita primaveral.
Todos llegan a la comodidad del hogar, al rato cenan y promediando la medianoche se van a dormir.
Jedog despierta y se levanta, levanta un poco la cortina y ve oscuridad, cree que durmió poco, mira el reloj y se extraña. Son las diez de la mañana. Revisa el reloj, cree que se quedó sin pilas. La duda persiste entonces camina hasta el televisor, lo enciende y busca
Crónica TV... ¡SON LAS DIEZ!
Avanza el reloj, avanzan las horas y no hay claridad. Nadie se explica lo que pasa. Es de Noche en todos lados.

En algún lugar de la galaxia ocurre lo siguiente:
El Sol le pide a un par de planetas oscuros que lo liberen, estos solo le dejan algo de comida y se alejan. El Sol esta limitado con una cadena sujeta a su tobillo.

En la Tierra son reunidos lo científicos mas brillantes, hay distintas teorías. Uno opina que el Sol fue secuestrado, que la onda delictiva trasciende nuestro planeta. Todos lo creen loco.
Es una primavera triste. No hay amaneceres, las flores se marchitan. los girasoles apuntan siempre para el mismo lado.

El Sol despierta y ve la inmensidad, ha tenido una pesadilla. Mira alrededor pero las estrellas no le son conocidas. Está en otro barrio interestelar. Salió a caminar por la cintura cósmica del sur pero fue demasiado lejos. Está perdido.

La gente llora la noche eterna. Hasta los enamorados de la noche.
Cuando las personas se saludan dicen buenas noches todo el tiempo.


(Esta historia continuará...)

1 comentario:

Agos dijo...

Masi: el relato está buenísimo, bien redactado y muy descriptivo. Se nota lo mucho que lees... cosas variadas como historietas, cuentos, novelas... cosas que
enriquecen tu vocabulario y hacen que lo que escribis sea interesante.
Espero que lo termines y que publiques un libro.
Podés empezar con la revistita de cuentos e historietas...